Súper drags, la serie Gay de Netflix

Captura de pantalla 2018-11-17 a las 10.10.01¡Prístina Luna, dame el poder! Perdón, me he equivocado, quería decir: ‘¡Toma plataforma!’ y ‘¡somos las Súper Drags y venimos a f*llarnos todo lo que haga falta!’. Ni Sailor Moon, ni las Súper Nenas ni los Ángeles de Charlie. Ahora, salvar el mundo es cosa de Drags.

Protagonistas Súper Drags Netflix
Patrick, Donny y Ramón son Saphira, Lemon y Scarlet

Dependientas en unos grandes almacenes de día y drags con súper poderes de noche para combatir la homofobia en los 5 capítulos de la primera temporada de esta serie producida por Marcelo Pereira.

Pero qué es esto de las drags, se preguntará más de unx (teniendo en cuenta que Netflix emite en 190 países). ¿Son hombres?, ¿son mujeres?, ¿o son un poco de las dos cosas? Quien sabe, en todo caso y como diría Alaska Thunderfuck: ‘algunas de las mujeres más bellas de este planeta tienen un pene gigante’.

La influencia de RuPaul en Súper Drags de Netflix

Y hablando de Alaska, no hace falta ser seguidor de RuPaul Drag Race para darse cuenta de la fuerte influencia que la madre de Drags ha ejercido en la ficción. De hecho, el personaje de Champagne es una clara alusión a Mama Ru. Y por si eso no fuera poco, en el doblaje al inglés, son las mismísimas Trixie Mattel, Shangela, Willam y Ginger Minj, las encargadas de dar voz a los personajes.

Vedete Champagne Súper Drags Netflix
Vedete Champagne, la Mama Ru de Súper Drags

Supér Drags no es una serie LGTBIQ+

Seamos realistas, por mucho que encontremos titulares estilo: ‘Súper Drags, la serie que representa al colectivo LGTTTBIQ+’, lo cierto es que la serie solo representa a una parte de la G. Tanto los personajes, las bromas, como la visión general de la ficción están basados en un sentido del humor gay estereotipado y lleno de nuevos tópicos.

De hecho, el personaje que representa al estereotipo ‘bollera machorra con pluma’ protesta en el capítulo 3 ante un anuncio homófobo diciendo ‘¡esto es indignante, cómo es posible que en este anuncio no salga ni una sola lesbiana, ¿es tanto pedir que tengamos un mínimo de representación?’.

La lesbiana de Súper Drags
Personaje de lesbiana con pluma en Súper Drags

Una serie en Netflix que es la polla

Los Falos en Súper Drags
Dildo, culos y falos en cada rincón en Súper Drags

Si existe un lobby gay, en esta serie ha ejercido absolutamente todo su poder en forma de falo para terminar con cualquier atisbo de heteronormatividad.  Adiós a las tetas, en cada secuencia podemos contar tranquilamente 20 penes y 15 culos. La sexualidad y el erotismo impregnan de forman más o menos sutil cada rincón de los escenarios, objetos, paisajes, comida, ropa, electrodomésticos, coches, edificios… Y podría seguir.

El Doblaje de Súper Drags al español

El tema del doblaje divide al público, por un lado están los que critican que Murcia no tiene nada que ver con el simulacro de ciudad (especie de Río) en el que se desarrolla la serie, y por otro lado, están los que defienden la adaptación de las bromas a la española con el ‘hasta luego Mari Carmen’, ‘la Chenoa’ o ‘La Veneno’. Por cierto, uno de los actores de doblaje es Keunam, creador del canal ‘Disney Ibérico’.

Pero de lo que no cabe ninguna duda, es que la serie ha contado con profesionales como Eduardo Gutiérrez, quien ha dirigido doblajes como padre de familia, y en este caso ha tenido en cuenta el vocabulario marica, el argot drag y nuestras mamarrachadas.

5 motivos para ver Súper Drag

  • Porque es una producción Brasileña y seguramente a Bolsonaro le va a encantar.
  • Porque ya era hora de que unos personajes transgéneros fuesen los protagonistas de una serie.
  • Porque hay más más vida después de RuPaul.
  • Porque es necesaria una segunda temporada para atender al resto de letras del colectivo LGTBIQ+
  • Porque son unas mamarrachas con mucha pluma y eso nos encanta

5 motivos para no ver Súper Drag

  • No representa a la totalidad del colectivo LGBTTTBQ+
  • La serie reproduce estereotipos frívolos y vacíos de contenido con los que no toda la comunidad gay se siente cómoda.
  • Los gags y las bromas de doblaje pueden resultar ofensivas (‘Murcia que asquito de ciudad’).
  • Exceso de simbología fálica.
  • que no te gusten los dibujos animados

Súper Drags debe entenderse como una ficción cuyo principal objetivo es entretener. No es un documental que nos hable sobre la diversidad del colectivo, ni un reportaje para concienciar sobre la lucha por la conquista de los derechos LGTBIQ+. Es sentido del humor, es ironía y es fantasía, y así debe entenderse: como una ficción simplista de una parte del mundo gay y travesti que sirve para pasar un buen rato y echar unas risas.

Publicado por Josemola

@josecuadrado

2 comentarios sobre “Súper drags, la serie Gay de Netflix

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: